ORACIÓN, DESPEDIDA Y CIERRE

 

Juan Pardo es ante todo un trabajador. A lo largo de su carrera como solista ha editado prácticamente un LP al año, componiendo y produciendo casi la totalidad de las canciones que ha grabado, rodeado de gente que lo conoce y sabe lo que quiere (destaquemos a Eduardo Leiva, Kornell Kovach y José Antonio Quintano), y aún ha tenido tiempo de trabajar con otros intérpretes, además de realizar multitud de actuaciones y giras.
Nací muy tarde para disfrutar del Sorbito de champagne en su tiempo, pero recuerdo perfectamente la edición de La charanga, me entusiasmó Natural, y ya me convertí en “fan” con My guitar y Conversations. Durante la primera época solo lo vi actuar en directo una vez, en 1980, en pleno boom de Amar después de amar/No me hables. Solo me vale una palabra al referirme a Juan Pardo: Respeto. Respeto por un profesional que ha estado por encima del rock, pop, tecno, y todas cuantas tendencias hayan invadido nuestro panorama musical en los últimos cuarenta años. De todos los que empezaron sus carreras en aquella época, muy pocos han llegado a la actualidad en la brecha editando nuevo material y no limitándose a programas de televisión dedicados a recordar los éxitos de siempre. Ni siquiera las grandes reuniones de los ochenta, cuando muchísimos grupos volvieron a tocar juntos, aunque fuese para una única actuación, especialmente en la serie de programas de TVE “Qué noche la de aquel año” (1987), presentado por Miguel Ríos, consiguieron contar con la colaboración de Los Brincos, y es harto probable que Juan Pardo tuviera mucha culpa de ello. Y su única concesión a la fiebre nostálgica ha sido la revisión de sus mejores temas en el doble álbum Trigeneración, ya en 2001.
Después de su álbum Lúa chea (2003) inició su última gira, aunque en aquel momento no lo sabíamos. Estamos en 2004 . Juan canta como nunca, las nuevas interpretaciones de sus viejas canciones han alcanzado un nivel ya difícilmente superable, conecta de manera perfecta con el público, que se entrega incondicionalmente al cantante, su equipo ha conseguido una perfección sonora envidiable, dos horas de concierto ininterrumpidas... en fin, la plenitud de Juan Pardo como artista.
Juan se retiraba de la primera línea, aunque la actividad musical nunca se abandona. Era el último álbum y la última gira de su carrera,  una larga y prestigiosa carrera iniciada cuarenta años atrás.
Por todo ello, Juan, chapeau.

LA FRASE

     En algunas páginas se cita el libro ERASE UNA VEZ LOS BRINCOS Y JUAN Y JUNIOR y de él se entresaca el siguiente comentario atribuido a Juan Pardo:

     Me han acusado mucho de no querer volver a formar Los Brincos y es absolutamente cierto. En vez de acusarme deberían aplaudirme. No puedes pretender hacer con 40 años lo que hacías cuando tenías 20. No hubiera sido más que una burda imitación de lo que fuimos. El rockero más grande que ha existido ha sido Elvis Presley. ¿Qué era poco antes de morir? Un esperpento disfrazado de la Barbie que se limitaba a copiar al Elvis joven. El rock es joven, y es mentira que los rockeros nunca mueren. Los viejos rockeros chochean. Mi honestidad para con el rock se basa en que lo admiro, lo siento y en que me entregué a él cuando debía. Aparte, el rock te enseña a que evoluciones en otros campos. Hay un tiempo en la vida para todo.

     (Y a mí, ante eso, sólo me queda añadir una vez más... chapeau!!!.)

 

 
No sería justo terminar sin mostrar mi agradecimiento a los que, con su colaboración, hicieron posible completar “esto”. Por ello, mi más sincero agradecimiento a José Ramón Pardo, maestro de maestros, por los maravillosos "momentos musicales" que hemos compartido a lo largo de tantos años ya. A José Manuel Jamardo, por el single Conversaciones..., y por su interés en volver a oír aquellas viejas canciones que tantas veces oímos juntos en los años setenta en su Seat 850-S, y que me animó a darle vida al embrión de esta web. A Anna Mª Rovira le debo el single Banner man, así como mil consejos para mejorar la parte técnica de este tinglado. Raquel González, “mi paisa”, que además de facilitarme Don’t talk to me y multitud de  fotografías, me convenció para ir al concierto de Ordes el 15/08/2002, y por ello le estaré eternamente agradecido. La canción Soy tren, escrita por Juan para Karina en 1977, se la debo a Juan Antonio Molina, al igual que muchos de los reportajes de la revista "Mundo Joven". La canción Felicidad que cantó en un programa navideño de Jesús Hermida en Antena 3, se la tengo que agradecer a mi "viejo" colega y tocayo Alberto Sabater. La canción Madre, perteneciente al programa "La hora de...", es otra desinteresada aportación, en este caso, de Luis Vilela. Pablo Souto tuvo que echar mano de su discoteca para encontrar la versión en single de Bajo el sol, que a todos nos pasó desapercibida, así como la versión alternativa de A mí con esas de Los Brincos. Las portadas de los discos con composiciones de Juan Pardo para Cristina, así como la información relativa a todas ellas, se las debo a José Antonio López, webmaster de la página de la artista. Impagable asimismo su contribución de la revista "Portavoz" sobre Juan y Junior. Miquel Moreno nos hizo ver que había una versión del Flamenco de Los Brincos, diferente a la que todos conocemos. Gracias a Fernando González, que nos escribió desde Coconut Creek (USA), caímos en la cuenta de que las versiones de la canción Ya se acabó eran tres, y que la versión incluida en la reedición del single de 1984, que habíamos tomado como original, no lo era. Y una vez más ahí estaba Pablo Souto para facilitarnos el single original de la época. Oscuraclaridad nos aportó algunas de las composiciones de Juan Pardo para otros artistas, así como los enlaces a Youtube de algunas de esas interpretaciones. Este apartado fue muy ampliado gracias a la muy completa recopilación que hizo Alvaro Lois, al que le debemos muchos de los datos y de las portadas de esos intérpretes, así como abundante material gráfico referente a los últimos años de la carrera de Juan. Eva Mª Aleyxandre rebuscó en su "hemeroteca juanpardiana" para que podamos ver todas esas entrevistas realizadas a Juan Pardo en papel couché. El reportaje más antiguo que contiene la web en el apartado de Juan en solitario, es una revista de 1969 que podemos ver gracias a Nuria Alonso, que además aportó diverso material de la época. Una parte del material de este apartado es cortesía de Carlos "Clavedesol". Aitor Fernández, administrador de la web de Juan Camacho, aportó las fotografías en las que éste aparece con Juan Pardo. Buena suerte amiga mía de Rafa, The merry dance de Gloria, y De qué color es el viento, de Mayra Martí, así como por su relato de como se inspiró Juan para componerla, son aportaciones de Manuel Pedreño. Y las versiones de Tara, Los Jois, Roberto Torres, Pepe Benavente, Los Javaloyas, Spain, Los Linces, The Speakers, Rafael de Alba y Los Hooligan's las envió Andrés Martínez. Tampoco puedo olvidarme de Gilberto Gregori y su tenacidad en la búsqueda de nuevas grabaciones, que consiguió constatar la grabación de El enano saltarín por Juan y Junior. A Gilberto y a Eduardo Rodríguez (Eddy) le debemos una buena parte de las versiones de Los Brincos y Juan y Junior, especialmente las realizadas en Hispanoamérica. El curioso reportaje de la revista "Mundo Joven" donde se hace pública una posible reunión de Los Brincos es una cortesía de Claudio de Miguel, al que podemos escuchar todas las tardes de los sábados y domingos en su programa "El guateque" en Radio Inter (también por internet).
 Mención aparte para las siguientes canciones incorporadas a la página, auténticos hallazgos y que parece increíble que hayan estado ocultos en los vinilos durante tantos años:
- Mi bien duerme, cortesía del buen amigo y sacerdote, el incombustible Santi Villa (no dejéis de visitar su blog Amigodejuanpardo).
- A chance to start again y Maria, o lo que es lo mismo, Amar después de amar y María tranquila, cantadas en inglés. Una vez más citaré al buen amigo Juan Antonio Molina, administrador de la web Ibervinilo, que me regaló el LP No me hables editado en Alemania y que contenía esas canciones.
- Sem ti, versión portuguesa-brasileira de Sin ti, editado en single y que disfrutamos por gentileza de Eduardo Rodríguez (Eddy).
A todos ellos, mi profunda gratitud. La "nómina" de amigos es ya realmente grande. No es fácil encontrar tanta gente dispuesta a colaborar desinteresadamente aportando todo ese material guardado en sus casas durante años y pagado muchas veces a precios realmente considerables.
 
Y gracias, sobre todo, a JUAN PARDO por haber compuesto esas grandes canciones que nos han acompañado a lo largo de nuestras vidas.

 

De existir algún impedimento debido al copyright o cualquier otra causa, para que las fotos, imágenes, logotipos, canciones o portadas de los discos puedan ser exhibidas aquí, serán inmediatamente eliminadas si me lo comunican a la dirección de correo OUTWORLDY@terra.com

 

Y si observas algún error u omisión en cualquiera de los datos que se indican en estas páginas, te agradeceré que me lo hagas saber. a la dirección de correo electrónico antes indicada.
 
                                                                                                                                               Alberto Piñeiro
                                                                                                                                                                               (31/10/2006)
 
Mi agradecimiento a la página
por permitirme alojar gratuitamente esta página.
Quiero recomendarla todo aquel que busque alojamientos, ya sean gratuitos o de pago.
 
BIOGRAFÍA DISCOGRAFÍAS CINE PRENSA FOTOGRAFÍAS FINAL  
  LOS TELEKO          
 

LOS PEKENIKES

         
 

LOS BRINCOS

     
 

JUAN Y JUNIOR

     
 

JUAN PARDO

     
 

OTRAS GRABACIONES

     
  VERSIONES